viernes, 11 de enero de 2008

¿Por qué los niños juegan al fútbol?



¿Por qué los niños juegan al fútbol?. Hace unos años una comisión de la FIFA se hizo esta pregunta. Estuvieron unas semanas hablando de la importancia mediática del deporte rey, del uso social que se transmite de padres a hijos. Se discutieron las cualidades del fútbol como elemento integrador entre clases sociales y económicas, de la poca necesidad de instalaciones e incluso de condiciones físicas especiales.

Al final concluyeron que lo que motiva a un niño a practicar este deporte es la simplicidad. Las normas son sencillas: unos jugadores se enfrentan a otros sobre cualquier superficie y tratan de meter el balón en la portería contraria. Ese balón puede ser reglamentario o hecho con trapos. La superficie, el césped más cuidado, el descampado de un pueblo o el patio del colegio. Pueden participar dos o veintidós, pero al final sólo ganará el que haya conseguido que la pelota cruce la línea, pintada o imaginaria.

Eso es lo que hace que los niños consideren que el fútbol es un juego, más que un deporte, eso es lo que los hace adictos al balón, lo que provoca que pasen tardes enteras inventando un regate o imaginando la celebración soñada. El Gol.

Ayer, Atleti y Valladolid se olvidaron del juego de los niños, de la pasión, de la improvisación, de la compenetración, de la energía. Ayer, Atleti y Valladolid se olvidaron de los goles.

Aguirre eligió a suplentes del Atleti para enfrentarse a suplentes del Valladolid. Rotaciones, lo llaman y, aunque el partido comenzó bien, con ocasiones claras y ocasiones clarísimas, el gol no llegó.

Hasta el descanso fue el Atleti el que llevó la batuta y el que tuvo más, y más claras, ocasiones de gol. La tuvo Forlán, la tuvo Reyes, la tuvo Luis García y la volvió a tener Forlán para estrellar su disparo en el poste. En la grada anticipábamos los 7 goles del último encuentro disputado entre los dos equipos, hace poco más de un mes, pero no se marcó ninguno.

El Atleti, cuya cualidad más alabada es el remate, ayer no tuvo remate. El Atleti se fue al vestuario con la sensación de haber perdonado al rival y salió de él con una “empanada” mental que casi nos cuesta un resultado más adverso. El Valladolid, satisfecho con el empate, se limitó a dormir el juego, a dar pases en horizontal, a retener el balón y a exasperar al poco público que nos acercamos al Calderón con pérdidas de tiempo en cada saque de banda, en cada cambio, en cada falta. Los pucelanos, que no buscaron mucho el gol, pudieron marcarlo en los últimos compases. Y el partido se acabó.

Ahora viene el Valencia y luego la vuelta de esta Copa, que parece que ya no importa, y luego... el Madrid. Ahora el Atleti, necesita más que nunca reflexionar sobre el juego que quiere hacer y sobre los jugadores que pueden posibilitarlo.

Porque ayer, sobre el césped del Calderón, se jugó al fútbol, pero el fútbol no fue un juego. Ni siquiera... un juego de niños.

16 comentarios:

Vicente S. dijo...

El problema de ayer, entre otros, fue que los de arriba no estuvieron acertados. Forlán, que casi siempre hace todo bien, no estuvo fino y falló cosas que no suele fallar.

Pero yo sigo manteniendo que no se debió rotar tanto: era una temeridad.

Un beso.

Sergio Medina dijo...

En el banquillo de este equipo hay jugadores muy malos y otro muy poco profesionales.

No me pude pasar por la peña que me fui de compras y llegue justo.

fernando dijo...

VArios jugadores no dan la talla. ¿ Qué pintan los Valera, Pernía, REyes, Cléber Santana, Eller y Zé Castro en el Atleti ?

Espero pasar en Valladolid, sino sería el primer gran fracaso de la temporada.

un abrazo

Jesús dijo...

Valera, Cleber y Eller anoche jugaron bien. Hay que juzgar por lo que se ve, no por ojeriza personal, ¿no?

Hele Atlética dijo...

Qué Cleber jugó bien?. No estuvimos en el mismo partido, Jesús. Valera no me disgustó y Eller tampoco excesivamente.

jagsolla dijo...

La gentse se quejaba cuando los partidos acababan con 7 goles.

yo hecho de menos aquelos partidos locos.

un beso hele

Budy dijo...

tac, tac, tac, son aplausos Hele, buen post, del partido no opino porque no le vi, pero este formato de Copa tiene la culpa de todo, creo.
Un beso

javier dijo...

Faltaron los goles, es cierto. Pero el primer tiempo fue bueno. En mi opinión se jugó bastante mejor que frente al Depor. El segundo tiempo ya fue otra cosa, mejor olvidarlo. Ayer desgraciadamente había una tendencia casi inicial para criticar a algunos jugadores independientemente de su actuación: ¿Y ayer por qué había que pitar a Eller?, ¿y no estuvo Mista, más que correcto?, ¿y no merece confianza Luis García?. Mi aplauso para ellos.

Saludos.

Billie dijo...

Tan de suplentes no era el equipo de Ayer. Eller y Pernía (aunque parezca mentira son titulares), Raúl García y Forlán también, y en la segunda entró Agüero y Perea. Acabaron seis titulares y la segunda parte fue horrible.

Por cierto, tanto hablar de Jurado... me ha llevado a escribir un post en el pobreatleti.

adal dijo...

Eller: aceptable-bien
Ze Castro: bien
Raúl García: aceptable
Santana: ¿por qué no te vas?
Mista: flojo, lamentable el nulo acompañamiento a Forlán en los contragolpes.
Forlán: Notable, no marcó pero no paró en toda la 1ª parte de crear peligro.
Reyes: terminó sin tarjeta y ya es noticia pero sigue sin marcar este año, suspenso.
Falcón: notable alto.
Valera: necesita mejorar (mucho).
Pernía: progresa adecuadamente.
Perea: aprobado.
Luis García: muy despistado

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Es increible ver como se conceden notas a los futbolistas con prejuicios, hagan ya lo que hagan sobre el campo.
Creo que Mista ayer estuvo ausente en la segunda parte (es normal, está falto de ritmo) pero fue de lo mejor en la primera. Ganó muchos balones por alto, combinó bien con Forlán y habría marcado de no ser por Alberto.
Falcón es un portero de mi agrado, pero creo que se le sobevalora. Ayer sólo tuvo que hacer dos paradas y el día del Granada le calificaron de héroe por una actuación similar (y comiéndose el gol de Aranda).
Por cierto HELE, las pérdidas de tiempo del Valladolid son el pan de cada día en el Calderón. Vienen a hacer su partido y sacaron tajada.
Nosotros también lo hacemos cuando nos conviene. Es el fútbol profesional de hoy, muy alejado del juego de niños...

atletista sin solución dijo...

Es que has dado en el clavo. ¿Qué fútbol queremos hacer? Pues yo creo que no se sabe. A veces, intentamos jugar todo lo rápido que se puede para dársela a los de arriba que ya se apañarán ellos. Pero, no siempre funciona, porque evidentemente no pueden estar acertados siempre. Por eso, necesitamos que otros jugadores aparezcan de vez en cuando y ayer no aparecieron.

Otras veces nos echamos atrás, otras se intenta dominar el juego, pero resulta que no hay jugadores para ello.

Una mezcla de tipos de juego que no nos beneficia.

Besos.

MJ Navarro dijo...

Querida: a tu pregunta. Porque sus papás y sus mamás no les dejan ver a Reyes. Le ponen el filtro que se le pone al porno.

corazoncentenario dijo...

Yo siempre he dicho que los abonos de temporada debían de pagarse al finalizar la misma, como si fuera una cuenta de puntos de esos de "fidelización". Cada partido jugado si ha sido merecedor de puntos, que nos cobren y si ha sido un tostón pues que nos los devuelvan, el saldo al final se convierte en pasta y se liquida.El del jueves fue para pedir daños y perjuicios y no volver a pagar en dos meses...Encima Maniche se está yendo y nadie se dá cuenta....aún me parece mentira.¿Y ahora quien pelea con el rival? ¿quien reta al árbitro?...este equipo necesita jugadores de calidad...y un pendenciero que levante a la grada...y los del otro dia no eran ni una cosa ni la otra....como diría Serrat..."Niño, deja ya de joder con la pelota"

John dijo...

Could I get some comment here please

http://mundoalbiceleste.blogspot.com/2008/01/nothing-but-goals.html

Mirna dijo...

Es verdad, es un deporte con reglas muy sencillas y que a los niños les encanta. Si tu hij@ también practica futbol, únete a esta fan page http://www.facebook.com/ZucaritasAlimentasuGarra