jueves, 3 de enero de 2008

En otros tiempos


En otros tiempos, cuando el fútbol se entendía de otra manera, sin tanta racanería, sin tanta especulación con el marcador, cuando un suplente tenía la oportunidad de salir al terreno de juego se comía la hierba. Era su oportunidad soñada de vestir la rojiblanca y demostrar el fútbol escondido en sus botas. En otros tiempos, había jugadores que tenían nombres como Alfredo Santa Elena o Juan Sabas, que reclamaban su titularidad con sólo cruzar la línea de cal.

Ayer, un Atleti cargado de suplentes jugó a nada. Ayer, los suplentes demostraron porque no son titulares. Ayer un Atleti conformista, triste y sin ambición volvió a demostrar las carencias del banquillo. Carencias graves en una competición tan larga, con tantos partidos.

Si ayer, Cléber Santana fue de los mejores, y no porque jugase mejor que otras veces, imagínense cual fue la tónica del partido. Sólo la entrada de Forlán y Raúl García, y más tarde la de Simao dieron un poco de alegría al juego ramplón exhibido hasta ese momento.
Mista hizo el gol tras una precisa asistencia de Reyes. Si en la ida marcaba con la rodilla, ayer lo hacía tras un tropiezo, al más puro estilo Julio Salinas.

En otros tiempos, si un equipo modesto tenía la ocasión de visitar el Calderón, el Paseo de los Melancólicos se llenaba de autobuses con matrícula de la provincia y los bares de la calle Virgen del Puerto se llenaban de aficionados cuyas bufandas no eran rojiblancas. Los directivos hacían declaraciones sobre la suerte que habían tenido de emparejarse con un grande y los jugadores soñaban con hacer la “machada”, que su foto saliese en la prensa y que fuesen recibidos como héroes en su tierra. Ayer, el Granada 74, tampoco supo o quiso incomodar al equipo de suplentes con el que se encontró. Un tiro al lateral de la red y un gol en el último suspiro, que ni siquiera celebraron, fueron los únicos alardes de una franquicia, que en otros tiempos nunca hubiera existido.

En otros tiempos si la directiva decidía que la entrada era libre para los niños, el partido se colocaba a las cinco de la tarde, se repartían entradas en los colegios y se hacían reñidos sorteos porque todos los niños querían ir a ver al Atleti. Muchos llevaron a sus padres, muchos se hicieron aficionados para siempre, muchos de aquellos hijos, hoy llevan a los suyos. Ayer las gradas aparecían desiertas porque las televisiones mandan y es mejor, mucho mejor, ver el hormigón y el plástico, pero las cámaras en la banda.

En otros tiempos, ustedes hubieran comprado hoy el Marca o el As y hubieran leído la crónica del partido. Una crónica en blanco y negro que diría que el Atleti tampoco tiene color, ni chispa, que tiene dificultades para crear juego, para llegar arriba. Hubieran leído que si se va Maniche, como parece, tenemos un grave problema. Hoy tenemos Internet pero en este tiempo virtual es mucho más interesante el partido del Madrid ante un segunda B que el nuestro, relegado a un segundo plano. Hoy, gracias a Internet, pueden leer esta crónica. Pero no es la crónica de un partido, es tan sólo un relato cargado de nostalgia hacia otros tiempos, hacia otro fútbol.

12 comentarios:

MJ Navarro dijo...

Un poco pronto las nueve menos cuarto de la noche para llevar a las nenas, ¿no?...La próxima vez, gratis, y partido en sesión golfa..Besos, tesoro.

Sergio Medina dijo...

Lo de los niños tenía letra pequeña, porque a mi por tener abono de grada joven no me dieron la entrada para el niño y eso no lo ponía en ninguna parte. La web del club ponía que todos los que tuviesen pagado el abono total tenían derecho.

javier dijo...

Espantoso el partido, frío el ambiente ... dentro de unos añitos lo recordaré con cariño y nostalgia. Tiendo a admirar jugadores que en su día me sacaron de quicio. Ahora todos me parecen que tenían algo (bueno, sigo teniendo dudas con Balbino). Recordaré la calidad de Jurado y la zurda de Reyes, añoraré la velocidad de Perea y el 'golpeo' de balón de Ze Castro ... en fin, desaparecerá la indolencia de unos y la inseguridad que transmiten otros. Eso sí, siempre me parecerá un error quedarse en casa y verlo por la tele. Un desastre convertir el fútbol en un negocio de franquicias con nombres extraños que cambian de ciudad. Eso el tiempo no lo va a arreglar.

Saludos.

Ángel Velasco dijo...

El problema es que muchos entrenadores han eliminado al "jugador refresco", ahora parece que si no sales de titular no cuentas para un entrenador y no importas, gran parte de culpa es de nosotros y de la prensa.

En el tema en el que tratas es en el que mas de acuedo estoy con Mendilibar, entrenador de "mi" Valladolid, si un jugador juega bien sea quién sea volverá a jugar, no hay titulares ni suplentes, la confianza en todo el grupo tiene su resulatado, sin ir más lejos ayer el Valladolid con todoso teóricos suplentes ganó en Murcia y marcaron los tres goles jugadores que muchas veces no van ni convocados en liga.

Un saludo

Un saludo

MJ Navarro dijo...

Ay, Javier, yo casi le tengo perdonado toíto todo a Colsa...

Argantonios dijo...

Yo creo que el problema es ese mismo que dice Helena, hay jugadores relegados al banquillo que no se les sabe motivar y no digamos ya a los chavales de la cantera, a los que no se les da prácticamente ni una oportunidad, cuando hay unos cuantos de ellos internacionales en categorías inferiores de la selección. El que estos chavales jugaran sería un buen motivo para que muchos más aficionados se acercaran. Claro que en esto último, más que culpa del entrenador, yo creo que entran en juego los sucios intereses, no ya del fútbol moderno en general, si no de los que previamente se apropiaron ilegalmente de nuestro club, pues ya se sabe que lo que les interesa es el movimiento de jugadores y el cobro de comisiones y esos aprovechamientos no se dan con la cantera, a no ser que sea para usarlos de moneda de cambio. Así pasa, que por primera vez en 104 años de historia no hay ni un madrileño en la plantilla y sólo un canterano, que ahora recuerde. Todo esto sin mencionar, que la plantilla configurada que tenemos no es tan "grandiosa" como la prensa nos quiere hacer ver todos los años, quitando unos cuantos buenos o muy buenos jugadores titulares, el resto, para mi, no están a la altura de un Atlético de Madrid y ya se sabe, si se quiere hacer cosas importantes hay que tener una plantilla más completa, porque la temporada es muy larga, y por supuesto, no tener unos delincuentes en el palco.
Un saludo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

tiempos pasados fueron mejores y en el caso del Atleti sin duda alguna. El pasado de nuestro club es glorioso mientras vivimos un presente sin títulos y un futuro poco halagüeño.

un brazo.

javier dijo...

¿Colsa? De cabeza fenomenal, menudo testarazo en Son Moix. Vaya no fue Ruiz, pero en los saques de esquina tenía su aquel. Y en febrero al Sardinero, verás, verás, ...

Un saludo.

MJ Navarro dijo...

Hará un partidazo, sí.

Billie dijo...

Estoy con argantonios. Ayer era un buen día para dar minutos a chavales de la cantera, mucho más implicados que los Reyes y los Cleber Santana.

Hay que tener fe. Yo creo que volverán aquellos tiempos.

Kawol dijo...

Siento mucha envidia de otros clubs de primera. No creo que haya nada comparable con el sentimiento que tengo a este equipo, como aquella noche con 11 años en Neptuno, porque al día siguiente el que sonreria era yo, despues de 11 años que siempre tocaba llorar.

Pero los dueños de este club lo estan destrozando, cada vez hay menos ilusión... Aun cuando estaba Gil se escuchaba una voz mas alta que la otra cuando era necesario, ahora ni eso.... El Circo del Calderón...

-atleti dijo...

Que pena me da esa foto.