jueves, 24 de enero de 2008

El miedo es libre


Hay quien no duerme pensando en la caída libre de los mercados financieros, a quien le asustan las tormentas, los aviones o las arañas. Mi vecina dice que le da miedo ir al mercado con lo carísisssimo que se ha puesto todo y los monstruos protagonizan las pesadillas de mis hijas.

En mi caso, es el Atleti el que me da miedo. Tengo el susto metido en el cuerpo. Muy dentro. Lo reconozco. Reflexiono y me sorprendo a mi misma comentando que lo mejor de un partido es el resultado, cuando hemos perdido. Repaso jugadas y empiezo a enumerar coartadas: que si el equipo no hizo un mal segundo tiempo en defensa, que si la situación se había puesto muy adversa y no perdieron la concentración, evitando la goleada, que si la expulsión de Motta fue muy rigurosa y a partir de ahí se acabó el partido, que si Falcón y Valera apuntan, que si...

Pero no, señores, ningún consuelo vale para dejar de preocuparme por la imagen, por el juego y, sobre todo, por las perspectivas de este equipo.

Y da miedo, porque en sólo unas semanas se ha ido diluyendo la promesa de juego que hicieron nuestros futbolistas a principios de temporada. Sí, los goles, pero también la llegada, el control del balón en el centro del campo y la imagen de solvencia general que ofrecían entonces.

En aquel momento se perdieron partidos que se pudieron ganar y se ganaron otros que pudieron perderse, pero la forma de ir sumando puntos invitaba a pensar que este año el Atleti era diferente, otra cosa.

Ayer la sombra del Atleti de Costinha planeó sobre Mestalla para recordarnos que los errores recurrentes suelen provocar situaciones parecidas: Si el año pasado el equipo se quedó diezmado con las lesiones de Maxi y Petrov, éste año la enfermería vuelve a poner de manifiesto que no hay recambios de garantía para suplir a unos titulares que juegan en tres competiciones. Si en la 2006/2007 se fichó mal, ahora ya no hay quien comprenda porque no se trajo a un Riquelme, loco por jugar en el Atleti y vino un futbolista que no será nombrado aquí hasta que se nos pase la vergüenza de verle vestir la camiseta que un día llevó Marina. Y si hace justo un año cabeceábamos con pesar al ver la soledad de Torres, ahora son nuestros delanteros los que vagan por el campo, sin recibir ni una sola pelota de sus compañeros.

Las cosas no pintan bien. No tienen buen color porque vemos en la derrota, un buen resultado. Porque, a estas alturas de la competición, se dibuja un equipo con una forma física preocupante, porque los defensas cometen fallos garrafales, infantiles, inexplicables, que cuestan partidos. Porque futbolistas mediocres como Cléber Santana nos parece que ya no lo hacen tan mal.

Pero lo que más me preocupa, lo que más miedo me da, es que en el cuello de las camisetas hay una leyenda que reza: “Atleti; un sentimiento, una pasión inagotable” y ese mensaje se ha convertido para ellos en una etiqueta incómoda, de las que pican. Y es esa falta de conjunción, esa falta de juego de equipo, esa falta de sentimiento la que da mucho más vértigo que las lesiones, las decisiones arbitrales y los goles regalados.


Quiero que el Atleti siga en la Copa, aunque visto lo visto, quizás sería más inteligente desear lo contrario y buscar otras metas. Quiero que el Atleti siga en esta competición y seguir acudiendo al Calderón entre semana. Dentro de siete días y después de viajar a Mallorca, nos encontraremos de nuevo con un Valencia que no supo sentenciar. Dicen hoy los diarios que la eliminatoria esta viva. ¿Y el Atleti?

14 comentarios:

atletista sin solución dijo...

Comparto tu pesimismo, Helena. El partido del Atleti fue horroroso. Si te pones a defender, pues defiendes, porque no te queda otra alternativa, pero desde luego no de esta manera. Ni un intento de contraataque, el mismo equipo que lo inventó, es increíble.

Pero, lo peor de ayer no fue el partido en sí, sino las perspectivas negativas que se dejan poco a poco entrever.

A este paso nos tendremos que intercambiar las recetas, tu me das la del bacalao, y yo la de costillas con patatas, porque de fútbol no vamos a poder hablar.

Besos.

Sergio Medina dijo...

Tenemos muy mala pinta y lo peor de todo es que me suena a mí que esta pelicula ya la hemos visto.

Tomi dijo...

Lo más cojonudo de todo es que vamos a pasar, Helena. Sí ... Como lo lees. Pero vamos, como tu bien dices, no sé si es lo más inteligente.

Lo que más me jodió de ayer no es ya la imagen escatológica que dimos. Lo que más me fastidió es que vi el partido con total y absoluta tranquilidad, indolencia, desgana y casi pasotismo. Como si la historia que estaba presenciando ya me la supiese de memoria. Como si me importara tres narices lo que les pasara.

Lo único que hizo que me lo tragara entero, fue el escuchar a ese seguramente medio de millar de Atléticos cantando sin parar y enmudeciendo Mestalla con sus ánimos. Si no es por ellos ...

veteranosynoveles dijo...

Hola Hele!. Ahora que el Mallorca eliminó a mis vikingos apoyo a tu Atleti a muerte (soy raro pero es influencia paterna. La sangre de la reserva india corre por mis venas).
Has clavado la comparación: El Atleti de Costinha. La calidad que tiene el equipo arriba se queda allí por la falta de surtidor de juego.
Le comenté a Fernando el otro día que Motta no es una solución y que entre cambios, lesiones... y expulsiones... no termina más del 30% de los partidos.
Creo que con lo de Riquelme la cagasteis. Que es un chico "dificil" que puede alterar el vestuario?. Joder!. Como que no los son Motta o el chico ese de Utrera que hoy viste la camiseta de Quique Ramos ...como dirías tu.
El Valencia es inferior y ayer lo demostró: Con uno menos (o dos desde que salió el 17) y con una defensa mejorable no fue capaz de sentenciar.
Estoy con Tomi en que el Atleti remonta. Lo que espero es que no sea para morir en la orilla. Este año me sonaba la copa a final colchonera con gol a lo Alfredo Santaelena... Sí, sí, sufriendo un poco mujer, que sois del Atleti!
Besos

Borja MEC dijo...

Es mi primera visita a este redil rojiblanco. Helena, enhorabuena por el blog. Te he incluido entre mis favoritos en mi humilde página...¡y ya hay muchos rojiblancos que me lo han agradecido! Me apunto a esta aventura.

Billie dijo...

Pues yo creo que todo este pesimismo ya es hora de expresarlo en el campo, por ejemplo, cada vez que el utrerano toque la pelota. O llevando un pañuelito blanco y mostrarlo al final de los partidos pidiendo las dos orejas y el rabo del presidente.

fiebredeldomingonoche dijo...

La verdad es que el partido de ayer fue bastante malo, no me pareció un gran valencia pero al atleti hay algo que lo desconcentra bastante, tanto en ataque como en defensa, tiene un bagaje bastante pobre en recuperación de balones y eso implica que el mediocampo esté muy desaparecido. Otro punto negativo el estado de Reyes, lamentable.

ánimo que quedan 5 meses y la champions está a tiro
un saludo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

VAmos cada día peor. Ni un tiro entre los postes ni una parada del portero local. Así, no vamos a ningún sitio.

Aguirre debe cambiar el rumbo del equipo o demostrará que no sirve para entrenar un equipo grande.

un abrazo.

Carles magraner dijo...

Por favor no tiene alguien un puesto de trabajo , de mensajero, de pescadero , una ferretería , que le den trabajo a ese pobre Pablo , que le abran los ojos a ese chico y que se de cuenta de una vez que el futbol no es lo suyo , que se vaya ya ,márchese Sr, Pablo

Carlos Fuentes dijo...

dios mío, una de las musas del ciberespacio rojiblanco, normalmente positiva y optimista, ha caido en el desánimo
y qué digo yo ahora?

Baluarte Rojiblanco dijo...

Vendemos la peineta y fichamos a Pirlo, porque de lo contrario veremos muchas lagrimas caer...

otra solucion?

-c.ramone-

jagsolla dijo...

he visto partidos malos, pero el de ayer se lleva la palma.

Maniche y Roman partiendose la caja...

un bso

Budy dijo...

Que tal?
¿Viva la negatividad! positifo Hele siempre positifo, nunca negatifo, ja, ja.
La eliminatoria está viva y el atlético no está muerto ni mucho menos, eso si de la defensa no hablo.
Un saludo

Y_Vd_no_pise_ese_escudo_que_es_el_del_atleticodemadrid dijo...

Estoy de acuerdo en las sensaciones tras el partido.. Lo de Pernía empieza a parecer un chiste malo y sin gracia, lo de Mista es.. lo de Mista.. Pero lo que más me preocupa se centra en Maxi. Empiezo a tener la sensación con este Sr. que tengo cuando me hablan de Raul, el que tira del carro en la otra orilla. Sólo podemos hablar bien de él cuando hace algún gol, pero si no es así (como en los últimos 10 partidos), no aporta nada, no tiene regate, ni velocidad, ni último pase.. A sus defensores empieza a quedarles la coletilla que utilizan los vikingos con su mártir.. " si, si, pero como lucha, como manda, como lleva el brazalete.." Eso también lo haría yo y por la décima parte de su sueldo..

Un saludo Hele