lunes, 17 de noviembre de 2008

La vida en domingo (a las cinco de la tarde)


El Atleti siempre debería jugar los domingos. Los domingos a las cinco de la tarde, por supuesto.
Los domingos soleados de noviembre saben a futbol del de antes, del de toda la vida. A fútbol con previas de cañas, calamares y tortilla, a “póngame usted un café y un pacharán que me fumo el último cigarrito”. Los domingos de noviembre huelen a puro y a bufandas de punto. Los domingos soleados son familias que bajan por Pontones, son peñas de Guadalajara, son amigos que comentan las “jugadas” del sábado.

Si el domingo comienza prontito para compartir la Asamblea de Señales de Humo con gente que quiere al Atleti, que lo quiere de verdad, y continúa con un Gaudeamus en el que Lorenzo Rico y Cecilio Alonso desgranan anécdotas de aquellos otros domingos con sabor a Magariños. Si a las dos de la tarde te encuentras rodeada de tu compañero de pupitre del instituto, de un histórico del Frente Atlético, de una británica con más carácter que la Thatcher, de un chico con parka al que no le emociona la Velvet y de un palentino que vive el Atleti como si hubiera nacido en Cuatro Caminos, sabes que el día sólo puede depararte cosas buenas.

Y llegas al campo y sólo el naranja de las botas de Pernía te recuerda que no es el Atleti de tu niñez el que ha saltado al terreno de juego. Porque sí, porque los domingos soleados de noviembre también son Quique Ramos y Clemente y Marcelino.

El Atleti de ayer, que jugaba a las cinco de la tarde, se pareció mucho a ese otro Atleti que siempre jugaba a esa hora y que, aunque también perdiese partidos, saltaba al Vicente Calderón con la confianza del que se sabe capaz de ganar a cualquiera.

Antes del descanso ya había cantado dos goles: uno de Heitinga que lo fue y bien que me alegro y otro de Forlán que realmente no entró pero que cantaron como tal y al alimón gradas, fondos y tribunas. Pero el uruguayo, que tenía ayer la tarde, firmó su domingo con dos goles y dos palos que devuelven al Atlético a puestos europeos. Entre medias de sus goles marcó Maxi uno precioso tras una jugada iniciada por Maniche y cosida por Agüero en lo mejor que se le vio ayer al argentino. El cuarto también fue para guardarlo en la carpeta de los momentos de la temporada. También una jugada colectiva, en este caso entre Simao, Pernía y Forlán para que este último batiese a Aranzubía.

El Depor marcaba el del honor poco después. Poco importaba, la grada se divertía, ovacionaba a Pernía (quiero entender que desde el cariño tras su actitud en Liverpool y no desde la sorna, aunque no lo tengo tan claro) y despedía con aplausos al Kun.

En definitiva, un domingo de fútbol. De esos que disfrutamos cada vez menos porque hay que salir en la tele y jugar a horas intempestivas. Cuándo se darán cuenta que este Atleti, los domingos soleados de noviembre, a las cinco de la tarde por supuesto, juega mucho mejor.

22 comentarios:

pablo dijo...

Cuánta razón tienes. Los domingos a las cinco de la tarde suenan a fútbol del de toda la vida, del que cuando eras pequeño le preguntabas a tu padre "¿Cómo va el Atleti" "Ganando, y bien" y tú volvías tan feliz a jugar con tus chapas. Y el Atleti de ayer se pareció más al de antes, al de Cabrera y Hugo, solo que con Agüero y Forlán, y aunque el Kun no esté bien, al menos Aguirre se dio cuenta de que si juega con los dos juntos los atléticos nos lo pasamos mucho mejor y podemos llamar a nuestro padre bien contentos para decirles "Hoy hemos ganado bien, como antes".

Un saludo, Hele.

BME dijo...

ayer estuve en el Frente. Genial...como siempre. Y entré en el campo diciéndole a mi amigo que la televisión se está cargando el fútbol, que no hay nada como jugar el domingo a las cinco todos los partidos, y seguir la jornada por la radio o por el 'simultáneo'. ¿No es un rollo esos partidos el domingo a las 21.00 que llegas a casa el lunes?

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

¿Tú cantaste el Mariano, Mariano, Hele?
Y cómo lo hiciste ¿con sorna o con sentimiento?
Creo que hubo de ambas, aunque en esta ocasión la gente cantaba sabiendo que se lo merecía (el homenaje). Lo del miércoles en Copa ya fue otra cosa.
¿Qué pensaría Pernía?
El fútbol a las cinco es más fútbol. Te da más tiempo para luego comentar el partido tomándote algo, sobre todo si se ha ganado. Pero las noches, sobre todo de sábado, también gustan. Lo que pasa es que de las de las cinco ya tenemos tan pocas…
Un beso!

PD: muy guapas tú y tu hija en la foto.

Tomi dijo...

¿Pacha Hele?

Anda que no me trae recuerdos ni ná la cróni que te has currao hoy ... "¡Hay pipas, caramelos, chicles, copas de coñac!". Esas copas de coñac (esas copichuelas blanquitas y muy pequeñajas, ¿Las recuerdas?) que se tomaba buena parte de la grada, y ese olor a habano (transformado ahora en aroma de peta, los tiempos cambian, hay que admitirlo).

Recuerdos de comidas familiares, de tener que entrar una hora antes al campo para pillarnos los sitios y guardárnoslos los unos a los otros ... :-)).

Aún tengo alguna que otra bufanda de aquella época, y algún que otra gorra también. También recuerdo como mucha peña se curraba viseras para ponérselas en la cabeza para protegerse del sol. De ese bendito sol que daba en el Calderón y que hacía que salieses de allí más moreno que si hubieses estado una semana en las Bahamas, y encima, en pleno mes de Noviembre.

ODIO ETERNO AL FÚTBOL MODERNO.

Un besote.

miguel diaz dijo...

Partido serio y muy bien jugado por el Atleti. Como bien dices, Helena, saltaron desde el inicio confiados en que el partido iba a ser suyo. un abrazo. miguel

AlbertocH. dijo...

Desde luego, nada es comparable a los domingos con futbol a las 5.

El bocata de tortilla sabe mejor, el pacharán entra solo, y las anécdotas e historias atléticas se cuentan mejor, y hasta tienen más gracia.

Ayer fué uno de esos domingos que si además vienen acompañadados de buen juego y resultado, son difíciles de olvidar.

Atletiiiiiiii
RÓ!

atletista sin solución dijo...

No voy a ser distinto que los demás: a mí también me gusta el fútbol a las 5. Y como Pablo yo también jugaba a las chapas mientras seguía el carrusel de García. ¡Qué tiempos aquéllos!

Oiga, y que a las chapas siempre ganaba el Atleti, no sé cómo lo hacía, pero siempre ganábamos.

Yo le tengo cariño a Mariano, mire que es cuándo todo el mundo se mete con alguien le cojo cariño, casi sin querer.

PD: ¡Qué contento estaba ayer tu compa de pupitre! ¿Sería por las cañas?

Besos.

javier dijo...

A las cinco de la tarde, como en el llanto de Lorca por Sánchez Mejías. A las cinco en punto de la tarde, comenzó el partido en el que Pernía logró que el Calderón perdonase sus limitaciones. Y la grada mayoritariamente coreó su nombre con cariño tras el gol de Forlán, y con sorna, los que siempre quieren tener razón, unos minutos después. El caso es que a mi me gustó más el aplauso cálido y sin estridencias para Assunçao. Ambos demuestran con su esfuerzo que no deshonran la camiseta que visten. Quique Ramos, Ruiz, Clemente, Balbino, Julio Prieto,… tampoco eran precisamente estrellas mundiales y hoy algunos los recordamos con cariño, tanto como aquellos domingos donde el fútbol siempre era a las 5 o incluso a las 4,30.

Saludos.

Adal dijo...

¡Qué sufrido fue ser tu compi de pupitre! jeje... por supuesto que no, disfruté mucho del día de ayer: estrechar la mano de Cecilio Alonso, recordar tiempos del balonmano en el gaudeamus, esas cañas, buen partido del Atleti y a casita. Y todo con el aperitivo de la derrota del Trampas.

Para apuntar y recordar un partido en que se virotea a Pernía, hasta yo que no le trago.

Se jugó con el mejor equipo titular que podemos tener a mi juicio (mientras no esté A. López). Además parece que las lesiones dejan de sentirse y se les ve a todos a un nivel superior al de octubre.

Me uno al comentario del inigualable Tomi.

Billie dijo...

Sí, sí y sí. Yo también soy de domingo por la tarde y recuerdo perfectamente lo que dice Tomi, de ver medio partido con la palma de la mano encima de las cejas hasta que en la segunda parte se iba el sol. ¡Malditas teles!

Espero que el Gaudeamus fuese todo un éxito, nunca puedo ir y nunca me acuerdo de enviar un espia ni de darle más publicidad. Un saludo.

blas04 dijo...

Hola Hele.
Te llevo leyendo desde hace más de un año y nunca me había decidido a escribir en tu magnífico blog. Yo también soy palentino, vivo y trabajo en Palencia y también me siento más Atlético que si hubiera nacido en el Metropolitano, mis padres, palentino él (q.p.d) y mi madre de ávila vivieron de recién casados un año en Madrid. En aquellos tiempos difíciles iban al Metropolitano después del partido a ver el ambiente. Mi padre me transmitió ese sentimiento y desde que pude permitirme ir por primera vez al Calderón (0-1 con el Madrid en 1986) no he dejado de ir regularmente, hasta que el año del descenso me hice abonado. Voy casi todos los domingos y siempre me acuerdo de mi padre y llamo a mi madre al acabar el partido para comentarle como ha ido el partido.
Como tu dices ayer era un día bonito de fútbol, a las cinco, con sol, con buen ambiente y me acordé de esa época, que ya no volverá, cuando el fútbol era un deporte, una pasión y no un negocio como el que se tienen montado los actuales.
Por cierto aunque hay jugadores que han vestido nuestra camiseta, que no me han gustado, siempre he procurado animarles, porque ellos llevan nuestros colores y Mariano es uno de ellos, ayer se merecía el homenaje del público y me acordé de otro palentino (de Carrión de los Condes) que vistió nuestra camiseta Pizo Gómez que como Mariano siempre ponia todo su corazón y lo dejaba todo en el campo aunque no le saliera bien.
Enhorabuena por tus comentarios y espero conocerte algún día que vaya por el Foro Gaudeamus.

Un saludo Hele

Anónimo dijo...

Hola!!!

Mi nombre es manu, queria transmitirte una oferta para colaborar con nosotros en www.fifa-champions.com

Si te interesa, mandame un email a

manu@fifa-champions.com

fernando dijo...

El domingo a las 17,00 horas es la mejor hora para el fútbol. Encima, si el Atlético golea y juegan los buenos pues mucho mejor. Da gusto un domingo así ;)

un abrazo.

Anónimo dijo...

Que bien te rodeaste el domingo Hele, aunque seguro que algún foráneo también tendrías por ahi no? jeje.
Que crónica más bonita y que razón tienes con lo bien que sabe el fútbol a domingo a las 1700.
TXEMA

Vito dijo...

Quién no llega a emocionarse con Velvet Underground?!
Un saludo.

Hele Atlética dijo...

Regañe a su amigo, P. Marble, D. Vito, que yo ya me cansé de pontificar...

Un fuerte abrazo a todos y muchas gracias por los comentarios.

D. Blas, un auténtico placer que se anime a comentar. Ya sabe que los palentinos tienen aquí barra libre, si se viene al próximo Gaudeamus le presento a unos paisanos suyos de los que merece la pena conocer.

Y sí, Txemita. El Atletirock está en marcha.

David dijo...

Te doy toda la razón, los partidos de fútbol son para los domingos a las cinco de la tarde. Enhorabuena por la victoria.

Un saludo.

http://sentimientoperico.blogspot.com

corazoncentenario dijo...

Mi recuerdo a todos los demás atléticos que también estaban en la grada en este "día tan especial",nada hay más valioso en la vida que la compañía permanente, esa que no falla nunca.Vamos,los de siempre.Va por ellos también,los guapos y los feos.Todos del Atleti.

Jesús dijo...

Lo de la Velvet me parece lamentable.
Besos!

Paul Marble dijo...

Bien escrito, sí señor.
(¡Habrá que empezar a pasarse!).
Y no, no me emociona la Velvet Underground; aunque la emoción que supuso estar entre ustedes me hará esbozar una sonrisa la próxima vez que les escuche.

JefeIndioDeLaReserva dijo...

la verdad que a las 5 siempre es mejor, pero como los que mandan son los que tienen los derechos televisivos pues tocara "joderse". pero vamos que a las 5 el estio siempre se va a llenar mas que el sabado a las 8..
en cuanto al partido..no estubo mal pero veo que cada dia nos conformamos con menos, espero que este no sea el mejor partido que juguemos esta temporada
un saludo
http://reservacolchonera.blogspot.com/

tacitus dijo...

Lo del fútbol en domingo es cierto absolutamente

Tanto que la última vez (bueno, quizás ha habido alguna posterior) que jugó el Barça a esa hora también escribí sobre ello: No pongo el enlace que no sé como quedaría la configuración, pero era Dime porqué los domingos por el fútbol me abandonas

Fue contra el Atleti por cierto