lunes, 24 de noviembre de 2008

El mister y la señora

Llevaba ocho años entrenando pero nunca la llamaron “mister”. Creó de la nada el Atlético de Madrid Féminas y lo aupó hace tres años a la máxima competición femenina. Se volcó también en la cantera, en enseñar a decenas de niñas que no se tragaron eso de “el fútbol es cosa de hombres” y en formar para ellas equipos en todas las divisiones, para todas las edades. Nueve equipos.

Ahora, María Vargas deja el primer equipo rojiblanco. Lo hace tras un largo periodo de reflexión, consciente de que el equipo necesita un cambio tras los últimos resultados deportivos. Ha debido de ser una decisión complicada. Apartarse de lo creado para dejarlo crecer es una decisión de gran valentía. Renunciar a aquello que lleva tu sello y entregarlo a otras manos sólo puede explicarse en el coraje y en el amor a unos colores. Los del Club Atlético de Madrid.

En otra división, en otro plano, en otro universo distinto, los chicos del Atlético de Madrid. Sí, también los del primer equipo, los de los millones de euros, volvieron a hacer que me sintiese estafada. No por la pérdida de los doce euros pagados, no por privarme de ver la victoria de Verdasco que valía una Davis, no por los tres penaltis injustos que nos han pitado o por los tres que han llegado en el minuto 94.

La sensación de timo llega al ver cómo nuestros once jugadores volvieron a ser incapaces de ganar a un equipo de la zona de descenso, un equipo sin ningún extranjero en sus filas, sin ninguna estrella pero que acorraló en su campo a otro once que anunciaba al principio de temporada que aspiraba a conquistar títulos en las tres competiciones.

Es un empate que pudo ser una victoria pero que sabe a derrota. En el último minuto sí, de penalti injusto sí, pero un resultado justo que no maquilla los grandes problemas que tiene este equipo. La falta de ambición de un equipo que creyó que el gol de Forlán sería suficiente.

No he entrado nunca en el debate de si Aguirre es el culpable de la imagen que dan sus chicos sobre el césped, no he valorado su sistema, ni he cuestionado su permanencia. ¿Saben por qué? Porque sinceramente, no lo sé. No me veo capacitada para poner en entredicho si es conveniente que se abarrote el centro del campo en Anfield y no en el Reyno de Navarra. No me gusta el ventajismo de criticar que sacrifique un delantero cuando la cosa sale mal y tampoco entiendo lo suficiente como para saber si los jugadores están bien preparados físicamente, juegan al “futvoley” en los entrenamientos o planean jugadas ensayadas en la pizarra.

Lo que sí sospecho es que este Atleti también necesita un cambio de rumbo y ese cambio tiene que llegar ya, si no queremos tirar por tierra todas las aspiraciones que teníamos hace apenas dos meses. Este Atleti tiene que dejar de dar bandazos y mostrar un carácter y una ambición fieles a los más de cien años que tiene a sus espaldas. Este Atleti, que un día lleva el pantalón rojo y otro amarillo, que un día la camiseta marina y otro la azulona, cada vez se parece menos a aquel de rayas rojiblancas que se ganó nuestra incondicionalidad.

Este Atleti necesita un cambio, un revulsivo. Lo necesita ya.

Por cierto, María Vargas dirigió ayer su último partido en el Cerro del Espino. Nuestra entrenadora no pudo despedirse con una victoria y las chicas del Athletic Club se llevaron los tres puntos a Bilbao. Gracias por todo María. Nunca pudieron llamarte “mister” pero has demostrado lo que es ser una auténtica señora.

15 comentarios:

Adal dijo...

Yo también reconozco la labor de María Vargas, es importante que un Club como el nuestro tenga secciones: de fúbol femenino, de balonmano, cantera...

Mi sobrina jugó en las categorías inferiores del Féminas a pesar de ser vikinga convencida, pero seguro que otras muchas se hacen atléticas para el resto de sus vidas y llevan con ellas a sus familiares.

Después cuando crezcan verán partidos del Atleti como el de ayer en que no son capaces de ganar a un candidato al ascenso, y entonces se preguntarán aquello de ¿por qué somos del Atleti?.

Pasamos de la gloria de ser noticia por tutear a todo un Liverpool en Anfield a racanear para ganar a un Numancia que finalmente se lleva justamente un empate que tendría que haverse porducido mucho minutos antes el descuento.

Por cierto, a mi si me pareció penalty, y si no lo fue, antes hubo uno más claro de Assunçao, y un tiro al palo, y otro al travesaño, y un golfantasma que no fue gol, y un despeje de Maxi cuando era gol, y paradas de Leo, y fallos de Quero y de Barkero... y sólo era el Numancia.

http://derojoyblanco.blogspot.com/

Tomi dijo...

¡¡Hola Hele!!

El penalti que nos pitan es de risa, pero como dice Adal, antes hace uno el Assunsao clarísimo.

Este equipo tiene una falta de personalidad sencillamente preocupante. Como ya te he dicho en varias ocasiones, se dejan llevar sin más.

Y a mi lo que me preocupa es que, precisamente este año que se está demostrando en todos los ámbitos que el deporte español triunfa allá por donde va, nosotros no confiemos en ningún jugador nacional.

En fin, chica. Empiezo a estar un poco harto de todo esto. De éstos, de los árbitros, de las UEFAS, de las FIFAS y demás. De los minutos 94, de la poca personalidad que tiene esta peña, de Aguirre, de el Club, y de todo. Igual hago un paréntesis en esto del Atleti, porque necesito desintoxicarme un poco de él. Suena heavy, pero es lo que hay.

Un besote, y please, píllame 2 décimos de lotería de esa que me dijiste. El día del Racing no creo que vaya (empieza mi desintoxicación) pero bueno, ya te doy un toque y comentamos.

Un besote.

Eduardo Fernandez dijo...

Comparto contigo la crónica al completo.
El tema de Aguirre empieza a tornarse en preocupante porque pese a ser un incompetente lo están utilizando como escudo los ladrones de arriba.
Y al final, ni se van unos ni el equipo mejora.
A María Vargas la conozco personalmente por temas laborales al igual que a la Presi Lola Romero.
Da rabia ver que gente que realmente lucha por unos colores que siente, se tenga que ir y otros a los que les importa muy poquito la institución de la que viven como privilegiados, se aferran a los cargos con uñas y dientes.
En fin, seguiré leyéndola, que es de lo poco que apetece en mañanas como ésta.

atletista sin solución dijo...

Dices que hace falta un cambio de rumbo, pues yo no sé ni quien lo va a dar ni cuándo, porque la liga se nos va.

Lamentablemente vamos dejando pasar oportunidades y la de esta jornada era una de las mejores que vamos a tener en toda la temporada.

No sabía nada de María Vargas ni de su historia con el equipo de féminas. Mi reconocimiento a su labor.

Besos.

Sergio Medina dijo...

Yo me quedé alucinado porque en ls noticias de TVE dijeron que el penalti fue justo. La falta de actitud y de ambición de este equipo a domicilio es insultante. Mañana, salvo objección, te copio la crónica para la vida en rojiblanco.

Un beso

Hele Atlética dijo...

Es un honor, Sergio.

Helena

miguel diaz dijo...

Otra vez, Hele, nunca mejor expresado.

"Esto" no es el Atleti del que un día decidimos hacernos incondicionales. A esta gente que sale con nuestro escudo (patrimonio de todos los atléticos) plantao en camisetas extrañas, que no reconocemos como nuestras, y salen a jugar un partido de fútbol como el que va a una "chupi-parti-guai", yo no los reconozco como de mi atleti. Esto es otra cosa, y además me hacen pasar vergüenza. Yo no quiero que me relacionen con ellos. un abrazo

miguel

pablo dijo...

Poco antes de que esos señores vestidos de azul hiciesen otra vez el ridículo, el Atleti de juveniles le remontaba un 4-1 al Madrid en 20 minutos y jugando con diez. Si dejamos que los que de verdad sienten la camiseta se queden por el camino, sean estos chavales o sea María Vargas, nos seguirá yendo como nos va y te seguiremos leyendo crónicas tan estupendas pero tan frustrantes como esta.

Un saludo, Hele.

Anónimo dijo...

Aguirre continuidad...... ji ji ji

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Gran diferencia entre María Vargas y Aguirre. Una se va por el bien del club y otro sigue para mal del club. Un beso

javier dijo...

Para mi también es complicado analizar la influencia del entrenador en el juego de un equipo. Valoro muy positivamente el trabajo de Aguirre estos años, pero no logro entender las diferencias enormes que hay entre el juego en el Calderón y el juego fuera de casa. Me sorprende que haya tanta diferencia de juego y resultados contra rivales de poderío similar: las visitas a Valladolid, Getafe, Pamplona y Soria únicamente nos han proporcionado cinco puntos; en casa Málaga, Recre y Deportivo se han llevado cuatro goles y también se superó al Mallorca. Doce puntos frente a cinco. Fuera del Calderón es un suplicio, ayer una suerte el empate. Desconozco si el entrenador les mete atrás o la grada del Calderón les empuja a buscar la portería contraria. Los jugadores y el entrenador son los mismos, me temo que varía la forma de abordar los partidos. No sé si la culpa es de los jugadores o de Aguirre, pero esto debe cambiar inmediatamente. El miércoles nueva prueba, ahora en casa pero sin grada: un Calderón mudo, toca temblar.

Saludos.

Vitote dijo...

Yo creo que a pesar de todo lo mal que pueda hacerlo, Aguirre no juega, no sale al campo, y no puede hacer más cestos con estos mimbres. Necesitamos un hombre de banda ya, lo necesitamos como el comer, necesitamos a alguien que ponga en peligro real el puesto de Maxi que para mí, está lejos de su mejor momento.Y sobretodo, necesitamos menos apatía coño que parecemos los del otro lado.

La labor de María Vargas, impresionante. Tengo dos amigas que juegan años luz mejor que muchos de mis amigos, que podrían haber hecho algo, pero sus padres no les dejaron porque no era de señoritas. Aquí en Salamanca, el equipo estrella es el conjunto de basket femenino, el Perfumerías Avenida, que llena Wüzburg cada sábado, y para mí es un gran orgullo, mucho más que los trapicheos de la Unión Deportiva Salamafia.

A cuidarse

angelillo dijo...

¿Es culpa de Aguirre o no? Yo creo que los datos son claros: si miramos el palmarés de todos los jugadores del Atlético, son campeones con sus selecciones o con anteriores equipos en los que han jugado, y sin embargo Aguirre sólo tiene como mejores logros en Europa 2 cuartos puestos. Con esos mimbres ya se hicieron buenos cestos, ¿por qué ahora no rinden?
La diferencia es clara si le comparamos con Guardiola: entrenador comprometido con el club, con la cantera, ganador, currante y amante del fútbol ofensivo. A Aguirre sólo le salva que es simpático. 3 años en el Atlético y aún no sabe qué sistema usar, aún no se ha ensayado ninguna jugada a balón parado y aún no le ha dicho a Leo Franco que cada pelotazo que manda es un balón perdido.
Miremos al futuro: ¿Simeone?¿Pantic?¿Abel? Me da igual cualquiera de ellos, pero por favor, alguien que realmente le moleste que su equipo no juege a nada y se deje torear por equipos que luchan por el descenso.

josé sellés dijo...

Me gusta mucho este blog, conozco a mucha gente que es del atleti. Visitame en futbol-chicks.blogspot.com

Alquileres PG Madrid dijo...

Hele, no habia entrado nunca a tu bloq, y tengo que reconocer que me ha encantado. Ese grito tan socorrido de forofas a fregar ha quedado en el olvido con estos comentarios tuyos, donde demuestras gran conocimiento de lo que hablas.

Enhorabuena.

Te tendré en mis favorito.

Pereira