domingo, 23 de marzo de 2008

Corazonada de Champions

¡Qué tres puntitos!, ¡qué puntazo! Si ya se lo he dicho yo. No esperen nada de este equipo que para lo bueno y para lo malo les sorprenderá.
Ayer fue para lo bueno, qué grande. Viendo el juego de Sevilla y Atlético de Madrid en las últimas jornadas, sumando los puntos de esta segunda vuelta y, sobre todo, viendo cómo han crecido uno y otro después de su paso conjunto por Segunda División, pocos, muy pocos, se atreverían a aventurar un resultado positivo para los nuestros.

Enfrente, un Sevilla que se sabe de memoria los fundamentos del fútbol. El más capaz, a mi parecer, de hacer fútbol práctico y sencillo, y hacerlo bonito. De esos equipos que gusta ver en la tele. Un Sevilla que pese a las individualidades o, a lo mejor, gracias ellas, es un bloque compensado en el que los Navas, Capel, Kanouté, Luís Fabiano o el gran Alves brillan por igual.

Bajo esta premisa y con todo en contra, saltó el Atleti al césped del Pizjuán y se sobrepuso a la lógica para plantear un partido valiente y llevarse los tres puntos. Se sobrepuso, incluso, a jugar con un pijama azul pese a que la equipación contraria no podría confundirse con nuestras rayas rojiblancas ni en la tele de mi tío abuelo, que vive en un pueblo apartado de las montañas, donde renquea la señal hasta su monitor en blanco y negro. No se lo he dicho, pero mi tío abuelo es daltónico y miope, pero pese a todo, no confundiría el blanco madridista del Sevilla con la camiseta más bonita de la liga española que desde hace más de cien años luce el Atleti.
Y tiene que dar reparo saltar al campo con un pijama azul, aunque ya sean las diez de la noche. Pero hasta a eso se sobrepuso el Atleti, un equipo ayer, pese al pijama azul, sin complejos.

Dejó Aguirre a Cléber en el banquillo para dar entrada al joven Camacho como ya hizo frente al trascendental partido del Barcelona. Y el chico – diecisiete años tiene, apunten – volvió a hacerlo bien, seguro, con autoridad en los pases, en los robos y hasta en las faltas necesarias para destruir el juego del rival. También volvía Maxi al once titular tras su descanso ante el Levante. Y apareció el capitán cuando más se le necesitaba, para encauzar a los 17 minutos un partido en el que el Atleti ya había dejado ver sus armas, pero que podía decantarse hacia cualquiera de las dos porterías.

El Sevilla se quedó tocado ante este Atleti pujante y respondón que pudo marcharse al descanso con algún gol más en el marcador si Forlán hubiese metido esas que ayer falló y que no suele fallar.

Poco, muy poco, un par de minutos, tardó el Sevilla en igualar el encuentro tras el paso por los vestuarios. Se hacía “chico” el Atleti, mientras que crecían los sevillanos y aparecía el fantasma de Zaragoza. Pero no. Ahí estaba Agüero, el Kun, para ganarle la espalda a Mosquera y hacer que el gran pase de Antonio López se repita hoy en todas las televisiones.

Fue también el argentino, recuerden, el que tildan de tramposo, al que silban en todos los campos de España, el que siempre se tira a la piscina, al que le enseñan las tarjetas más inverosímiles, el que advirtió a Maresca que tirase la pelota fuera porque había un jugador tumbado en el suelo. El italiano reaccionó a lo Zidane, ese “caballero” del fútbol, rompiéndole la nariz de un cabezazo y auto expulsándose para frenar las esperanzas de remontada del Sevilla.

Y podría comentarles muchas más cosas del partido de ayer: la cómica salida en falso por alto de Abbiatti, la increíble conexión de Simao-Kun-Forlán-Maxi, la lesión de Raúl García, el gran partido de Antonio López o de Simao, el precioso detalle de De Las Cuevas en el descuento… e incluso lo más noticiable de todo, que Cléber no lo hizo mal los minutos que estuvo sobre el césped, pero déjenme que gaste mis últimos renglones para hablarles de esa nueva rivalidad entre el Sevilla y el Atlético de Madrid que tanto me disgusta.

Recibieron en el Sánchez Pizjuán ayer al Atleti como lo hace el Nou Camp al Madrid, San Mamés al Racing o Santo Domingo al Roquetas. Con odio. Es un odio nuevo el de estos dos equipos, surgido tras pasar ambos por una situación que en vez de unirles en la adversidad, les hizo enemigos para siempre. Una enemistad cincelada con desafortunadas declaraciones de un entrenador que ya no está, por actitudes de un presidente ya fallecido, de graves insultos por parte de las dos aficiones, de partidos siempre vibrantes con ánimos caldeados y muchos goles.
Tanto se había calentado el partido de ayer y tan mal se habían puesto las cosas que yo, que pienso que la prepotencia tendría que sustituir a la lujuria, en la nueva lista de pecados del Vaticano, tenía la secreta corazonada de que este partido era nuestro.

En un foro de Internet sevillista, uno de los más concurridos y participativos de España, se escribió una previa al encuentro que con el título “Yo a Champions, tu a Intertoto” (http://www.sevillagrande.com/previas.php?not_id=944), contenía tantas bravatas como vejaciones al rival. Un rival, nuestro Atleti, pequeño ahora, mal que nos pese, pero que por títulos e historia, por cosas de esas tangibles que se suman con los dedos de la mano, es Grande. Más que el Sevilla.

Ya le habían salido las declaraciones por la culata a Del Nido cuando pronosticó nuestra caída ante el Barcelona. Lejos de aprender la lección, se decantaron de nuevo por el insulto y la provocación, cuando hasta los menos inteligentes saben que ante un encuentro de estas características, es mucho mejor hablar sobre el campo, que quedar como un bocazas. Un bocazas sin Champions.

22 comentarios:

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola HELE. ENHORABUENA para todos y especialmente para tí que LO PRONOSTICASTE. Ahora toca repetir en Villarreal (de nuevo en casita por La Sexta).
La victoria sabe muchísimo mejor por esa rivalidad de la que hablas. A ver donde están Sevilla y Atleti dentro de otros diez años. De momento ayer, en la sala Vip donde entrevistaba el de La Sexta exhibían sus títulos de los dos últimos años (los títulos de toda su historia, vaya).
En días como ayer uno recuerda por qué somos del Atleti. ¡Y somos felices!

Un beso!!!!!!!

Santi Riesco dijo...

Lo de ayer estuvo muy bien. Me gustó el equipo al principio pero luego nos salió la vena "Aguire Amarrategui" y eso no nos suele funcionar. Tuvimos un poco de fortuna y el árbitro no nos castigó demasiado. De todos modos me gustó el equipo, me gustó la actitud de los jugadores, los detalles que tú mencionas de De las Cuevas, la corrección del futbol brasileño de Cleber y hasta no tuvo importancia la salida en falso de Abbiati.
El Villarreal me da más miedo, pero después de lo visto ayer, me creo que podremos sumar. Simao sigue creciendo y Maxi (aunque está flojo) sigue dando resultado. Esperemos que Forlán meta todo lo que ha fallado en los dos últimos partidos, aunque trabaje la mitad (qué barbaro el Uruguayo).
Saludos rojiblancos.

http://haciendoelindio.blogspot.com

Santi.

Anónimo dijo...

Hola Helena.
Que alegria mas grande nos llevamos ayer. Ver el partido rodeado de putos imprensentables palanganas no tiene precio.
Hoy me voy a los toros con mi camiseta del Atleti puesta, me cago en todo, que vea toda Sevilla quien es el unico grande.
El partido, una gozada. Cuanto oficio tiene el gran Camacho con sus 17 añitos
El partido de los centrales bien merece una disculpa publica el proximo partido en el Calderon por los abucheos y pitos innecesarios que tanto daño hacen luego a la actitud del equipo.
Aupa !

Sergio Medina dijo...

Lo de los foros del Sebvilla es de coña, pero ¿Quién es el Sevilla? Que asco de gente, es que no les puedo ni ver. VIVA EL BETIS

atletista sin solución dijo...

Muy bueno el apunte de las camisetas y es que Helena, la pasta es la pasta y hay que vender camisetas aunque sean de la segunda equipación.

Lo que más me gustó del partido de ayer fue que en todo momento los jugadores creyeron en la victoria. También me gustó cómo controlaron el partido.

En fin, que así podemos soñar.

Besos.

futbolsevilla dijo...

Hola Hele que tal.

Me sorprenden muchas cosas del partido de ayer.

En primer lugar me sorprende que en la mayoría de blogs y páginas de Internet destacan el partidazo de Alves. Para los que estábamos en el campo no era así. De hecho el de ayer fue en nuestra opinión uno de los peores partidos de Alves de ésta temporada, sobre todo en la primera parte, con pérdidas continuas de pelota. Si miramos los 10 últimos partidos de Alves, por poner un número, el de ayer fue sin duda el más flojo. Aún así, y eso es una de las cosa que más me gustan de él, nunca se esconde, le salgan bien o mal las cosas, siempre pide el balón, y al final acabó desbordando en vrias ocasiones.

Otra cosa que me sorprende, y que has mencionado en mi blog, son los insultos al Kun. Allí te he contestado más ampliamente, pero on lo comprendo de verdad.

Bueno, felicitaros por la victoria y deciros que, ap esar de que nos sigáis viendo como posibles candidatos, seréis los únicos, porque la semana que viene vaoms al Bernabeu y la siguiente viene el Villarreal, así que mucho me toemos que el año que viene los martes veré los hombres de paco.

PD: A Sergio Medina:no se puede estar toda la vida viviendo de los títulos pasados. El Sevilla manque te pese, es el mejor equipoo de la liga española del último lustro, me atrevería a decir década, en títulos conseguidos, y en fútbol realizado.

Un saludo a todos y enhorabuena.

jagsolla dijo...

como me gustan tus crónicas helena.
Alegría, alegría, alegría!!!!

un abrazo!

VAMOS ATLETI VAMOS!!

fernando dijo...

yo paso del Sevilla. Sólo me interesa mi equipo. El Atlético jugó como un grande con garra, carácter, ataque, personalidad y valentía. Así sí. Es la línea a seguir. Ahora a ganar en El Madrigal. Un abrazo.

ALEX m. badaya dijo...

Helena: no sólo

ALEX m. badaya dijo...

Helena: no sólo

ALEX M. BADAYA dijo...

la victoria sabe mejor ante un rival directo como el Sevilla y para los antisevillistas como yo. Ahora toca acudir en masa a Villarreal para un encuentro aún más difícil que el del Pizjuán.

Forza Atleti y un saludo a todos

Tomi dijo...

¡Hola Huelguista! ¿Qué tal te va?

Tu y yo somos unos putos hachas, compañera. Es algo que es evidente. Y, aún más, sabemos perfectamente de lo que somos capaces de realizar.

Por cierto, que y aunque prefiero que vistan de rojiblanco, como está mandado, a mi el pijama azul me mola. De hecho, cualquier cosa que tenga el escudo del Atleti bordado es lo más bonito que puede haber en el mundo, ¿No crees?

Y sí. Cléber Santana lo hizo bien (fue decírselo a mis compis viendo el partido y hacer la falta esa final al borde del área).

Gran partido e importantísima victoria. Nosotros lo sabemos, pero, lo más importante, ellos también lo saben. Los cerdillistas, digo.

Por cierto, que a un buen amigo mío del FA casi se lo cargan los putos Birus. A ver si le puedo ver el próximo domingo, porque me han pasado unas fotos que vaya tela cómo le han dejado al chaval ... :-(((

En cuanto a la rivalidad con esta peña, en Sevilla odian a tres equipos por encima de todos: Betis, Madrid y Atleti. Pero a mi eso no me importa en exceso, si te digo la verdad. En esto del fútbol está comprobado que cuanto peor caes, más grande eres. Es lo que hay.

Un besote.

Chark dijo...

Ayer el Atleti jugó muy bien, pero yo no me pondría eufórico que ya veo que nos dan en Villarreal y otra vez el pesimismo. Si es que el Atleti es un equipo de contrastes.

Aguirre como siempre en la segunda parte en plan amarrategui, pero bueno, por lo general estuvo bien. Ya te he agregado a mi blog Helena.

Un saludo!

Rubén Uría dijo...

Hola! Ahora, sólo falta que esto tenga continuidad y no sólo sea flor de un día, que ya me conozco yo a mis clásicos.
Además, por si te interesa como buen atlético, a tí y a todos su visitantes del blog, acabo de publicar un post sobre José Eulogio Gárate, llamadoGárate, último héroe y primer caballero. A colación de que, esta noche, en Popular TV, estará El ingeniero del gol como invitado, supongo que quizá te guste saberlo. Un abrazo!

J.P. dijo...

Hola Hele, cuanto tiempo sin comentarte...
Me alegro que estéis ahí. Me hace ilusión que el Atleti juegue el año que viene en la Champions.
Me gustaría que sintiérais lo mismo que siento yo cuando llega un miercoles y hay champions, ánimo que os queda poco...

Por cierto, me alegro también por lo del bocazas ese del sevilla, igual que su presidente.
No hay prepotentes ni nada.. uhhh!!
Saludos.

Baluarte Rojiblanco dijo...

Hola Helena,

ví el partido con un amigo sevillano y sevillista, al que invité al 4-3 de la ida, y que gusto da ver como tu equipo les gana los dos partidos! Da mucho gustillo ver como rabian también, pero lo que importa es cómo vamos a estar tras la jornada 38. Por fin un partido serio del Glorioso. Jugando así el Sábado no hay nada que temer, pero con este equipo nunca se sabe...

Besos,
Rico.

otomano dijo...

Heleatlética,

He llegado a tu blog desde el del Tomi; lei alguna crónica y me gustaron. Pero hoy, hoy te has superado con la referencia a Zidane.

Hasta las narices de ver como se refieren a él como "caballero del fútbol", amigo de los niños de Unicef y que algunos sólo le recuerden como lunar lo de Materazzi. Los que tenemos memoria podemos recordar como de un calentón le partió la pierna a un pobre saudí en un partido resuelto del mundial de Francia o las entradas criminales que se calcó enfrentándose al Deportivo con la Juventus (Emerson) o con el Madrid (Sergio). Tan buen futbolista como gran hijodeputa.

Suerte con lo de la Champions y a ver si le echáis una manita al Deportivo que sólo os da por perder cada vez que os enfrentáis con alguno de abajo que podría favorecernos el tema.

ERA dijo...

¿Visteis ayer en Popular Tv al más grande de todos los tiempos? Torres le habría dejado pequeño. Y sin embargo...

Estamos donde el equipo merece, o no, estar. Pero, ¡ay! Si hubiéramos ganado al Murcia y al Athletic en casa... Qué barato (qué bonito, qué necesario) sería soñar. Soñar nuestro propio sueño. Porque siempre hemos estado ahí. Volveremos a estar.

Maria José, cuídate la voz.
Alex, nos vemos en el Madrigal...

MJ Navarro dijo...

Gracias, rey. Ay, Torres. (No me chinches que me subo al palito, so travieso)

Billie dijo...

Hola Helena, del partido ni idea... me fui de vacaciones que ya tocaba. Del Sevilla ni te cuento; a mi nunca me ha caido bien ese equipo y me consta que nos odian bastante, creo que más de lo que la gente se cree. No diré más porque si me pongo no acabo. Saludos.

Juan José Mateo Socorro dijo...

La verdad es que esos 3 puntos van a ser claves para meteros definitivamente en Champions. El Kun estuvo enorme.

Saludos

P.D. Pásate, si tienes tiempo y ganas, por el nuevo blog en colaboración con Fiebre del Domingo noche.

www.ncnst.blogspot.com

ERA dijo...

¿Lo que pudo ser y no fue? No es que yo chinche, chincha. Pero dejémoslo estar, ya sabes que pensamos lo mismo. Más o menos. Un beso. O dos.