domingo, 7 de octubre de 2007

El Atleti muestra sus carencias ante un gran Barsa

El Barcelona fue ayer al Atleti, lo que éste, el jueves, al Erciyesspor. Tremendamente superior en el hombre a hombre y como equipo. Por eso los que esperábamos ver la verdadera dimensión de la mejoría del equipo en el Camp Nou, lo único que hemos dimensionado son las carencias de los nuestros. Es el típico partido que no admite apelaciones, porque ni el árbitro te ha robado, ni has podido llevarte el encuentro en ningún momento y ni siquiera, la suerte, tan socorrida como excusa, en muchas ocasiones, nos sirve para la crónica de ayer.

Porque el Barsa fue mejor. ¿Ya lo he dicho, no? Y ni el planteamiento de Aguirre, ni sus malos cambios - que lo fueron - ni el despiste de Abbiati, sirven para justificar la derrota. Es el típico partido que resumes en que el portero cantó, la defensa estuvo perdida, el centro del campo sin ideas y delante ni fú, ni fá…para acabar preguntándote, al tiempo que cabeceas con pesar, porqué en este equipo no cabe Riquelme.

Y yo que hace muy pocos días estaba de “subidón” por lo de los turcos, los 17 goles, los cinco partidos sin perder y la portería sin perforar… hoy me consuelo pensando que quizás hemos jugado contra el mejor equipo del mundo y sin duda alguna, contra el que hoy por hoy es un jugador estratosférico. Se equivocaron los medios llenando sus páginas con comparaciones entre Messi y Agüero, porque si nuestro argentino es muy bueno y tremendamente joven, todavía una promesa, su compatriota posee todo un registro de recursos técnicos, tácticos y físicos como para hacerle un “roto” a la defensa más ferrea, que hoy por hoy, no es la del Atleti.

Las intenciones del Atleti duraron lo que dura un cubito de hielo en un “whisky on the rocks”, que diría Sabina. Un buen comienzo que hacía albergar esperanzas sobre un encuentro distinto. Sin embargo, un desafortunado Abbiati acabó de un plumazo con las aspiraciones de “rascar” algo positivo en el Camp Nou y de paso con el debate sobre quién debe situarse bajo los palos. Porque si bien el italiano en el segundo tiempo hizo algunas paradas oportunas a fuerza de manotazos, no atrapó ni un balón y dio demasiadas muestras de inseguridad a lo largo de todo el partido y eso es, precisamente, lo que le faltaba a la defensa del Atleti.

Si el primero, el de Deco (otro soberbio jugador, señores) fue regalo del ex portero del Milán, el segundo, el de Messi, tras una preciosa combinación con Ronaldinho, llevaba la firma de la defensa rojiblanca. Generosa con el contrario, como viene siendo habitual.

A partir de ahí, se acabó. En ningún momento tuvo el Atleti pinta de poder enderezar el rumbo de la nave. Y Aguirre, desde el banquillo, tampoco ayudó. El entrenador fue el primero en no creer que la victoria fuese posible. Cambió a Maxi por Reyes, que en mi opinión fue de los destacados, ofreciéndose y dando la cara y a Luis García por Agüero, que ciertamente ayer hizo poco sobre el césped.

Y hoy criticarán a Reyes, no me cabe duda, porque se fue “jurando en arameo” al banquillo. Yo le aplaudo el “rebote” que me parece, dada su entrega, tan justo como injusta su sustitución. Los cambios no le dieron al Atleti mayor capacidad para desbordar y cuando el partido tornaba a su fin recibimos un gol postrero de Xavi, el tercero. La puntilla.

Y aunque mi optimismo se ha quedado en el puente aéreo, el Atleti no dio la imagen del año pasado con el infausto cero a seis. Y quien quiera comparar este equipo con el de la temporada pasada, dada la situación en la tabla en idéntica jornada, no tiene ni idea de fútbol y sí muchas ganas de incordiar. Porque ayer el Atleti perdió contra un equipo, creo que ya lo he dicho, muy superior y si no me equivoco, futuro campeón de Liga.

11 comentarios:

varo140 dijo...

Creo que el 0-6 se ha notado.Y ahora mismo le ocurriria a cualquier equipo.Pienso que hay falta de confianza.

fernando dijo...

Nos ha dado una lección de fútbol. Se ha demostrado que un mediocampo liderado por "jugones" como el Barcelona ayuda más a un equipo que nuestro pesado y manido doble pivote.

Abbiati sólo falló en el primer gol, pero resultó determinante. Luego, paró muy bien.

Aguirre volvió a meter la pata en los cambios.

Nos han devuelto a la realidad. EStamos a años luz del Barcelona.

un abrazo.

David dijo...

Hele como siempre te equivocas, el campeón de liga va a ser el R. Madrid. JAJAJAJA

corazoncentenario dijo...

No acabo de entender porque este sospechoso personaje que habita en el banquillo del Atleti siempre tiene que cortarnos las alas de la ilusión a base de miedos y complejos.A mi lo que menos me importa es que un equipo de ensueño como es el Barcelona nos meta tres, cuatro o cinco....lo que me deja por los suelos y me desespera es que no hayan dejado en el campo la sensación de querer ganar el partido o de por lo menos ponerselo dificil.Este hombre va a hacer de un equipo pensado para atacar un grupo de mojigatos que no transmite garra ni fe en los momentos difíciles...Que le echen...por favor.

anhell dijo...

Deco es un jugadorazo, pero solo puede jugar en Barça o Madrid, que es donde le permiten dar tanta cera. Ayer merecio 3 amarillas, un gitano.
En cuanto al partido nada que añadir, nos dieron un repaso y esperemos que al Madrid le metan 5.

Baluarte Rojiblanco dijo...

Yo solo espero que palos como este sirvan de algo y ponga a cada uno en su sitio, empezando por Pernia en el banquillo y Antonio Lopez en el campo.

vicente s. dijo...

El Barcelona está a años luz no sólo del Atleti sino de la gran mayoría de equipos de España y Europa. Si sus jugadores están comprometidos, no hay equipo en Europa que pueda hacerles sombra. Y si, además, les ayudamos ...

Argantonios dijo...

Hemos vuelto a la triste realidad, bueno, quien haya vuelto, otros igual no la abandonaron, por ganar tres partidos seguidos a los equipos que fueron tampoco hay que sacar tanto pecho como parte de la afición suele hacer, ni que no tuvieramos ya demasiados ejemplos, y ojo que ha sido un partido que es lógico que se pueda perder, pero ya con los de arriba dos jugados dos perdidos, eso a mi me va recordando al año pasado, así que igual no estamos tan distintos, está claro que nos encontramos unos cuantos peldaños por debajo de los de arriba. Y yo me pregunto ¿cuando se irán de una vez los que nos hicieron bajar de ese escalón del que nunca debimos bajar y además por cuestiones delictivas y de todo tipo?, cuando dejen de llenarse los bolsillos supongo, porque el aficionado de nuestro club, salvo alguna minoría, ya se ve que no defiende lo suyo.

Borja y Pablo, atléticos por una vida. dijo...

Hola Hele!

Y tanto de carencias, empezando por concentración. El equipo empezó funcionando bien, pero ese error hizo que perdiéramos la cabeza y tiráramos el aprtido por la borda.

A ver que apsa mañana en la UEFA (sorteo) y en el proximo partido.

bess!

Tomi dijo...

Hola Helena, ¿Qué tal?

Ayer ni te quise decir nada del disgusto que tenía. Para mi la clave, principalmente, y la grandísima diferencia que hay entre el Barsa y el Atleti es su centro del campo. Gente que mueve el balón a una velocidad de vértigo, que además trabaja, que tiene visión de juego y que tienen gol. Un chollazo para cualquier delantero bueno que se precie.

Por otro lado, sigue sin gustarme Aguirre. De hecho, odio a todos los entrenadores que tienen "automatismo" a la hora de realizar los cambios. Luis Aragonés es uno de ellos, con la puta manía que tiene siempre al comienzo de las segundas partes de quitar a uno de los delanteros. Y el bobo de nuestro mexicanito, tres cuartas de lo mismo ...

Especialmente sangrante es el caso de Reyes, del cual dicen que van a sancionar. A mi me parece que cuando un tío se retira del campo enfadado significa que tiene compromiso con la camiseta que está defendiendo, por un lado, y por otro, que está hasta la polla que siempre le toque a él pagar el pato. Y yo me pregunto: ¿Por qué no juega el Señor Aguirre con la versatilidad que tiene el sevillano o la que tiene Luis García? Tiene cien mil combinaciones para hacer con los delanteros que tiene, porque salvo Simao, el resto pueden jugar en distintas posiciones del campo.

Pero no. Este entrenador no tiene ni puñetera idea de cómo leer un partido y no sabe jugar sus bazas en el banquillo. Y no es que no lo sepa ahora, es que no lo ha sabido en su puñetera vida.

Se puede sentar a Forlán si le vemos desparecido, Sr. Aguirre. Y a Simao, por muchos millones que nos haya costado. Pero es más fácil sentar al Kun (que es el único realmente imprescindible de todos los que tenemos) o a Reyes.

No soy partidario de cesar a un entrenador en mitad de temporada, pero, desde luego, no quiero que la próxima temporada continue Aguirre con nosotros. Lo siento, pero es lo que me pide el cuerpo.

También, por ejemplo, puede sentar a Maniche y poner a Luis García o a Jurado a llevar un poco la batuta, que para eso los tienes. En fin, hay miles de combinaciones, pero si se va a piñón fijo, termina pasando lo que está pasando.

Por último, referente al tema Messi-Agüero para mi son los 2 muy diferentes y muy bueno, pero no veo por encima al blaugrana del nuestro, la verdad. Ya quisiera ver yo al Kun con Deco, Xavi, Iniesta, Ronaldinho and company. Lo que pasa es que hay mucho periolisto suelto y les interesa vender burras según consigan más o menos tiradas.

En fin, un besote, Helena. Nos queda todavía mucho camino por recorrer.

atletista sin solución dijo...

Hola a todos. Es mi primer comentario en este blog que he descubierto hace poco y que me parece muy entretenido.

Lo que más me fastidió fue que después de los dos goles, el Atleti no tuvo capacidad de reacción. Se dio por perdido en todo momento.

Helena, yo también tengo un blog y te invito a visitarlo y a que escribas en él algún comentario, si te apetece.

www.forzaatleti.com