lunes, 15 de diciembre de 2008

¿Y si soy yo la equivocada?


Pronto descubrí lo que era ir a contracorriente. Con ocho años ya me interesaba más un balón de fútbol que una muñeca, a los dieciséis mis amigas se iban a Aire y yo a Rockola, suspiraban por unos Martinelli y yo por unos jamshoes, escuchaban a los Hombres G y yo a los Ramones de Algete. En fin, supongo que todos los del Atleti nos hemos sentido así en alguna ocasión. Los bichos raros, cuando imperaba la “bajona” y los especiales, cuando remontaba la autoestima.

Cuando sientes que vas a contracorriente no hay nada mejor que refugiarte con los tuyos en ese emplazamiento estratégico en el que sientes que has encontrado tu lugar en el mundo. Ese sitio ha sido durante los últimos cinco lustros el Vicente Calderón. Ya no.

Ayer una esperaba que el Calderón dijese su última palabra respecto al impuesto traslado del estadio, que la gente que tantas veces había sufrido, saltado, cantado, gritado, aplaudido, hecho la ola al mismo ritmo que una, que acompasaron el latir de su corazón al mío… volvería a hacerme sentir orgullosa, propietaria legítima de un sentimiento de pertenencia. Como siempre, una de los nuestros.

Pero no. Ya no. Ayer yo creía que la gente gritaría indignada por el derribo del Calderón, que consideraría una afrenta el traslado, que cuestionaría los números, que reclamaría que se la escuchase, que pediría explicaciones airadamente, que desplegaría pancartas. ¿Cómo puede importarme a mí tanto y a los demás tan poco?

Posiblemente soy ya la equivocada, la que vuelvo a errar de bando, la incomprendida. No es posible que 50.000 personas, de los míos, piensen una cosa y sólo 200 otra. ¿Cómo es posible que mi idolatrado Gárate asista con complacencia a la firma del convenio de la vergüenza?, ¿puede alguien explicármelo?

¿Puede alguien explicarme cómo la mejor afición del mundo, la hinchada que en las buenas o en las malas jamás dejará a su equipo, puede consentir este despropósito?

Me siento tan distanciada de la gente que ayer gastaba silbidos en Luis García, que insultaba al Sevilla y al Marsella, que sonreía por la “racanería” de sacarle un punto al eterno rival que hoy no voy a hablar de la victoria que lo hace posible.

Hacer bromas sobre Nelson o la portada del Forza Atleti, decir que la camiseta del Betis no es del Betis, reseñar la recuperación de Maxi, la confianza en Asunçao o la solidez de Ujfalusi, reiterar cosas de pólvora y de pegada y especular con próximos resultados hoy no sirve para nada. Esa falta de comunión hace que hoy me sienta más ajena a un sentimiento que nunca me tuvo a contracorriente.

28 comentarios:

fernando dijo...

Helena, muchos se darán cuenta del error cuando ya sea tarde. Yo también me siento raro entre muchos aficionados de nuestro club.

Y lo de Gárate no lo entiendo. No sé porque accedió a ello. También hubo otros exjugadores, senadores y peñistas. Cada uno es libre de ir a donde quiera, pero queda retratado.

A veces, uno se siente como tú, pero no pasa nada. En breve, estárás animada otra vez.

un abrazo.

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Petón, al que muchos tienen como ejemplo de gran atlético, salió el otro día diciendo que a él no le dolía porque ya lo superó cuando se abandonó el Metropolitano. Que entonces él sí experimentó el dolor de abandonar su casa... cuando tenía ocho años!! Que el abandono de ahora (donde ha pasado 42 años...) lo tenía superado porque ya lo había vivido...
Esa fue su explicación...
Yo no conozco a muchos atléticos que estén satisfechos con el traslado a la Peineta, conozco a muchos atléticos a los que simple y llanamente les da igual... o que piensan que qué van a hacer ellos...
Yo creo que la gente sólo se movería si les dijeran que el Club iba a desaparecer...
De todos modos, yo no vi 200 pancartas, vi cero...

Saludos!

cochise dijo...

Esa, es la misma pregunta que me ha anidao en el pecho hasta ahora. Y lo que te rondaré... No es que lo crea, es que estoy convencido de no estar equivocado. No se puede hacer daño al Atleti desde la consciencia. O no se debe. Al menos, con los que lo escogimos a contracorriente. Con los primeros juguetes. Y mucho antes de las primeras discotecas.
Un saludo, Hele.
Y aguanten los corazones.

miguel diaz dijo...

Bueno supongo que efectivamente la afición del Atleti ha hablado y, con su silencio, aprueba el traslado. Me niego a ejercer de elemento disociador de lo es el verdadero patrimonio de nuestro Atleti (que no nuestro Club, que no nuestro equipo, porque ambos tienen dueños legitimados por la ley), que no es otra cosa que la afición.

Posiblemente me haya cegado el haber ido de niño al Calderón a medio construir, el ver al Atleti más como el equipo de mi barrio que como otra cosa, no se. A lo mejor estaba equivocado y lo que a mi me partía en dos, al resto de los otros 49.800 incluso les viene mejor.

un abrazo. miguel

Vitote dijo...

Yo sólo he estado en una ocasión en toda mi vida en el Calderón, a ver enfrentarse a los dos clubs de mi corazón, con una camiseta de la Unión y una bufanda del Atleti, y que me duele no volver a repetir. Es duro y triste dejar tu casa, pero es la tendencia del fútbol actual, Highbury, el Olímpico de Munich y próximamente Anfield y Vicente Calderón. Vivimos una época dura para el apego y para los símbolos, que seguirán vivos sólo en nuestros corazones.

Volviendo al fútbol, a mí me da igual el Madrid, tenemos a tiro la segunda plaza y una vez ahí a preparar el asalto a la Liga, hay que despedir al estadio como se merece, con títulos. El mejor fichaje de invierno lo tenemos cerrado: La Fiera Maxi.

A cuidarse

Billie dijo...

Hago mías todas tus palabras. Este Atleti no es el mío y esa afición no es la misma que yo conocí. Se ha perdido la esencia y ya sólo quedan las rayas verticales rojas sobre el fondo blanco.

Bajo mi punto de vista, sólo hay una opción: las vanguardias. Hay que destruir el Atleti, sólo su destrucción permitirá un nuevo renacer. Es igual, tampoco nadie entiende lo que digo. Saludos.

Vito dijo...

Ya somos minoria dentro de una minoria.

corazoncentenario dijo...

Quizas peque de ser un listo pretendiendo todo lo contrario, pero opino que si hay algo que caracteriza a esta afición desde hace tiempo es la doble moralidad.Me explico. Es capaz de opinar con vehemencia en los bares, en los foros, en los autobuses y en cada rincón futbolero donde se permita oir su voz sobre cualquier tema que le afecte,,pero es muda e inerte cuando se trata de arrimar el hombro y ayudar sin saber muy bien cómo.Desde hace tiempo un grupo de gente del Atleti está intentando crear una corriente de opinión distinta a la que se oye en prensa y radio y, con sus aciertos y sus errores, hoy por hoy son la única forma de levantar la mano en clase y decir que "yo también existo".Quizás no se pueda hacer nada y se luche contra un gigante pero desde luego flaco favor hacemos a aquello que decimos amar si nuestra única forma de apoyar es diciendo cosas tan inocuas como "animo ,adelante y estoy contigo" desde detrás de un ordenador....¿no será que en el fondo es mejor opinar desde al lado del radiador que salir a la terraza a gritar mi verdad mientras nieva? ¿no será que nos gusta que hay gente que grite por nosotros pero "nosotros estamos para otras cosas"? Seamos serios, la gente que está delante de la barricada no quiere sólo nuestro aliento, necesita nuestras manos....Y me temo éstas están demasiado dormidas tecleando loas, alabanzas y felicitaciones como el que dá un donativo a una ONG para lavar su concienca.Menos palabras y más manos...seamos atléticos de verdad.Y no me recuerden lo de David y Goliath...eso fue mentira.
Ya tengo mi carta a los Reyes de este año....manos,ideas y pulmones...y no para hacer una ONG.

Anónimo dijo...

Me parece que nos hemos quedado en 'bichos raros' dentro de la familia rojiblanca. El Calderón significa un escenario donde se han representado funciones de todo tipo y ahora le llega su final. El problema no es el Calderón o La Peineta sino el futuro del Club. Los 'dueños' creen que la pervivencia pasa por el traslado y posiblemente la mayoría de aficionados también. A lo mejor tienen razón.

MJ Navarro dijo...

Ya sabes cuál es mi opinión sobre "ese carácter especial que tenemos los atléticos". Y en cuanto a lo de Gárate, a mí también me hubiera gustado que no fuera el viernes a la firma, pero creo que su impecable hoja de servicios le permite incluso equivocarse. No todo el mundo puede decir lo mismo. Ni siquiera pueden decirlo algunos de los que están a favor de quedarse en el Calderón.

Hele Atlética dijo...

Pues creo que la clave la ha dado Jose I. porque realmente no hubo 200 pancartas. Hubo cero. Igual es mejor escribir con pintura sobre una sábana que con tinta sobre un periódico y es más tiempo de acción que de palabras como apuntan Centenario o Billie.
María José, llevas toda la razón. No me duele que Gárate vaya a la firma. Me duele que él piense que la operación es buena para el Atlético, porque estoy segura de que si no, no iría.

Un abrazo a todos y gracias por los comentarios.

MAX REGER dijo...

Pero que confundido estáis, esto no trata de sentimientos, ni de recuerdos, ni localidades en la que hemos pasado tantos años sentados al lado de nuestro compañero al que solo vemos los Domingos para hablar de nuestro Atleti y de lo mal que esta uno y de lo recuperado que esta el otro. NO, esto va de negocio, de pasta, de comisiones, de lujo, de grandes patrimonios, para los que tienen el poder y para los que les rodean, estas navidades para los dueños del CLUB DE NUESTROS AMORES, son las mejores de su vida, el equipo va BIEN, todos los BORREGOS calladitos, vendemos el ESTADIO y veréis como ninguno dice nada. A REPARTIR. Esto es NEGOCIO y no sentimientos cuando se abandonó el Metropolitano, estos no pillaron PASTA, AHORA SI
Feliz Navidad Atleti.

Fran_Omega dijo...

Pues a mí lo de Gárate sí me ha dolido, y mucho. No más que a vosotras; pero sí mucho, porque de él no podremos decir (creo) lo habitual: que si el plato de lentejas, que si el interés, que si hombre cómo va a indisponerse ...

... porque él no depende en absoluto del Club, porque Gil-padre se quejó públicamente, en varias ocasiones, del "distanciamiento y frialdad" que le manifestaba Don José Eulogio, porque jamás se prestó a componenda ni numerito alguno con él y marcó distancias de forma muy ostensible. O sea, "ostentórea".

Fueron pocos, por cierto, quienes entraron en esa categoría de "personas-de-las-que-se-quejaba-Gil". Sólo les recuerdo a él y a Kiko ("es que con él nunca he tenido "filin" -decía-).

No entiendo, por lo tanto, cómo es posible que ahora sea poco menos que un "relaciones públicas". Casi me gustó lo del comic, porque el producto es precioso, porque se ha contado con Don Bernardo ... pero lo del otro día se me ha clavado, lo reconozco. Incluso he pensado en la bobada irrelevante de mis avatares, y hasta qué punto uno puede seguir sintiendo orgullo por sentirse representado por una figura tan grande ... capaz de hacer cosas tan pequeñas.

Y es que en la forma, puede que no me sienta tan herido en lo profundo como Doña Hele. Pero en el fondo ... ¡leche!.

Es que uno discursea, teoriza, se siente depositario de una parte del sentimiento mas puro, desprecia a la Ocupación Ilegal porque no saben ni lo que es el Atleti, y cualquiera que se pare a pensarlo (pocos, se paran pocos) acaba dándote la razón.

Pero ahora; ¿cómo podemos explicar que somos más atléticos que Gárate?. ¿Cómo podemos convencer a nadie de que sabemos y hemos caído en cosas en las que no han reparado Adelardo, Luiz Pereira o Collar?.

Estoy seguro al 2.000.000% de que no estás equivocada, Hele. Pero también de la profundísima legitimación que han recibido quienes sí lo están. Y me pregunto por qué lo han hecho ... porque estoy convencido de que, todos, eran perfectamente conscientes de lo que estaban haciendo.

Billie dijo...

Yo vi una pancarta, la pancarta, la misma que ya había visto antes en la puerta 0. Y estoy con Corazón Centenario a partir un piñón pero es cierto que la gente está muy tocada y muy cansada de tener que luchar contra los de arriba y los compañeros de la grada, ¿cuántas malas caras no habéis notado en el Calderón ante una crítica pronunciada en voz alta contra la directiva?

Por otra parte, ¿cuántas iniciativas comunes han salido de la afición? si ante temas tan capitales como la venta del Calderón no ha habido iniciativa conjunta, del resto de las cosas ni hablamos.

Hay, bajo mi punto de vista, una buena pátina de vanidad entre los internautas rojiblancos y mucho "futuro presidente", incluso, mucho opositor al que ya le está bien todo mientras no pierda su protagonismo opositor, vamos que le importa más ser reconocido que cumplir el objetivo de echar a la directiva y recuperar nuestro Atleti. Yo si creo en David y Goliath, ha habido muchos en la historia y si no tuviera fe ya hubiese abandonado. Pero creo que ha llegado el momento de hacer cosas nuevas y, al menos, lo voy a intentar aunque sea solo. Saludos.

Fran_Omega dijo...

A lo largo de los años, he conocido a una cuantas Asociaciones, que podrían entrar en esa categoría de "oposición". No muchas, la verdad, pero algunas. Y también las desconozco, porque fueron desapareciendo hasta quedar, que yo sepa, una.

Ahora bien; de ahí a hablar de "mucho opositor", va un Mundo. Más que nada porque, si hay algo muy evidente, es que existe muy poca oposición.

Por eso me resulta francamente inexplicable que se hable de "protagonismo opositor", y mucho más que se comente que existen personas a quienes "le importa más ser reconocido que cumplir el objetivo de echar a la directiva y recuperar nuestro Atleti".

¿Protagonismo? ¿Pero qué protagonismo y de quien?. ¿Donde están esos protagonistas que se lo comen crudo y no quieren perder el chollete?.

Es que es alucinante ...

Mariano (que no Pernía) dijo...

Hele entiendo y comparto la desilusión que tienes por haber visto allí a alguno de tus ídolos, pero dónde manda patrón...en el fondo tienes que mirarles como empleados del club, aunque nos duela.

Hele Atlética dijo...

Claro, Mariano. Lo entendería si fuera Pantic, que vive del Club. Pero Gárate? Comparto todo lo que dice Fran sobre él. No puedo estar más de acuerdo.

Un abrazo

Mariano (que no Pernía) dijo...

Hele, el sábado se lo pregunte a un ex-jugador, que jugo pocos partidos, pero que siempre está entre los veteranos más queridos, y quién tiene en altísima estima a MJ. Esa fue su respuesta, no sobre Gárate, está claro.

Respecto a Pantic, yo no lo veo así. Vive para el Club y no del Club. En cualquier otro sitio ganaría diez veces más.

un abrazo

Billie dijo...

Sí,sí, protagonismo no te sorprendas Fran. No hablo de llevárselo crudo ni hablo de asociaciones, hablo de vanidad, de ganas de destacar, de yo soy el más Atlético del mundo y determino si esto sí o esto no.

Lee foros, blogs, webs y sabrás a lo que me refiero, gente que critica una iniciativa porque no la considera adecuada, gente que critica al que critica, gente que critica a ambos, etc. Para que te hagas una idea, alguna vez he leído hasta quien debería ser el nuevo presidente de Atleti como si los que hay estuvieran en la cuerda floja. Gente a la que le gusta que un séquito de atléticos les rindan pleitesía y hablan ex-catedra.

Es más, te invito a que promuevas cualquier tipo de iniciativa contra la directiva y la hagas pública... ya verás lo que tardan en aparecer los gurús rojiblancos a determinar si sí o si no. Saludos.

corazoncentenario dijo...

Un segundo.....lo que no podemos es pretender que todos tengan las mismas inquietudes que uno, las mismas circunsancias y hasta las mismas motivaciones. Aseguro porque lo he vivido muchos años, desde muchos rincones de este escenario, que la afición no está tan "entregada" a nada que no sea ganar al vecino, poder ir a alguna final de copa o que algún veterano vaya a la cena de su peña. Lo demás es la utopía de un puñado de seres que, cada uno por razones muy diversas y personales,en el fondo creen que se puede hacer alrededor de un club de fútbol no sólo la excusa de un lunes de prensa y churros sino un lugar de encuentro de gente de todo pelaje y condición...y que no sólo lee las crónicas de los partidos, también los juega cuando le llaman a calentar.

MJ Navarro dijo...

Totalmente de acuerdo con Billie sobre los líderes opositores. Totalmente. Estos que, gracias a los galones adquiridos y contarnos la milonga de sus trabajos por la comunidad atlética, reparten certificados de buen aficionado o de pringao.
Y en cuanto a los veteranos, no quiero repetirme, o ser pesada. Ninguno vive del club. Ninguno. Quizá alguno que está en la Fundación, pero para eso trabaja, faltaría más. De todos ellos, el que más alejado está es Gárate. Pagándose su abono como nosotros durante treinta y cinco años y sin pedir ni un sólo favor. Así que a mi me parece que tiene todo el derecho a opinar como quiera, y yo le seguiré admirando también por eso.

Hele Atlética dijo...

De qué líderes opositores hablais, Billie - MJ. No entiendo lo qué queréis decir...

Lo de Gárate lo mismo. Si lo que me hace es pensar que si él asiste a esa firma, será porque algo bueno tendrá.

Fran_Omega dijo...

Hablando de veteranos; a mí lo que me parece llamativo, doña María José, es que no exista ni haya existido jamás, de un modo ostensible, un grupo de ex-jugadores enfrente.

Eso es lo que me falla, sinceramente. Lo de vivir o no vivir del Club no me influye y, de influirme, es en sentido positivo. Es decir: más escandaloso me parece ver a nuestros históricos por ahí pululando, que trabajando en el Club.

Así que ojalá vivieran realmente de él. Y ojalá fuesen muchos más.

Pero ¿por qué no han existido nunca voces discordantes?. Sonoras, sostenidas en el tiempo, con voluntad de formar un grupo ... llámese de "oposición", llámese "de garantía". ¿Por qué todas las manifestaciones y presencias que han existido, a lo largo del tiempo, han ido siempre en la misma dirección?.

Yo es que soy de los que me arrugo ante las gorias, Doña María José. Soy una versión masculina, cuarentona y nada gritona del fenómeno Fan y, cuando busco referencias, les busco siempre a ellos.

Como dije en mi anterior mensaje: ¿Voy a pretender yo ser más atlético que Gárate, Adelardo, Luiz Pereira ...?. ¡¡Pero si soy atlético gracias a ellos!!.

Así que no, no. No defiendo un Mundo al Revés. Simplemente cuestiono por qué, cuando uno mira hacia el amplísimo grupo de los ex-jugadores atléticos, el panorama es tan monocolor. Y es que me mosquea, y encima estoy convencido de que es legítimo que me mosquee, la ausencia de al menos un par de pitufitos verdes, aunque partamos de la base de que tienen que ser azules. Por variar. Por ver qué pasaría.

Y con Gárate me sucede lo clásico del amor deportivo pasional y la admiración sin límites: que le veo y le sueño más delante, que por ahí detrás. Que habría que ponerle alfombras a su paso y que, si es Cerezo quien utiliza su imagen, en lugar de irle haciendo reverencias a su paso, esa también es otra forma de plantear un Mundo al Revés. Y voy y me enfado.

En cuanto a los "repartidores de carnets", ya imaginará usted, espero sinceramente que así sea, que alguien como yo ha sido y es objetivo habitual y facilito de esa gente. No voy encima a defenderles.

Eran otras personas y talantes, las que tenía en mente, cuando le hice esa pregunta a Billie; y pensando que, en todo caso, su "protagonismo" es escaso, tirando a nulo. Y los galones ... pues de andar por casa.

Cosa tan irrelevante, no debería ser problema alguno.

MJ Navarro dijo...

Yo no conozco a Billie pero si dos personas que no se conocen opinan así es porque algo debemos haber detectado en ese sentido. Tú también conoces a algunos de ello, Hele, pero tú siempre piensas bien de la gente. No es mi caso.
P.S. De algunos de ellos hemos hablado tú y yo alguna vez, linda.

Billie dijo...

Evidentemente que no nos conocemos porque yo no conozco a casi nadie salvo por lo que escriben, pero gracias María José por no hacerme sentir un iluminado. Últimamente no puedo dejar de verme así porque allá donde voy desentono.

Helena, quizá algún día con unas birras y off the record te explico con más calma cómo veo yo las cosas pero yo también creo que eres muy buena persona, por eso te valoro tanto. Un saludo.

Anónimo dijo...

Yo lo único que pido, por favor, es que le ganemos una vez, sólo una vez, al Madrid. (Iván)

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola Hele, por las prisas el otro día no me leí como debía tu artículo “Pero qué pena” en el que recuperabas tu artículo primigenio. Te felicito, está escrito con muchísimo sentimiento y dan ganas hasta de llorar.
Estoy en contra de la venta del Calderón y no sé si estos directivos sólo buscan lucrarse con nuestro sentimiento y les da igual el Atleti, pero sólo espero que, dentro de muchos años, la gente pueda hablar de la Peineta (o como vaya a llamarse) con el cariño que tú y yo sentimos por el Vicente Calderón.
Yo fui por primera vez al Calderón en el 92:

Tenía casi once años recién cumplidos. Era un domingo de marzo y jugábamos contra el Oviedo (3-1). Por el Atleti, Abel; Aguilera, López, Juanito, Solozabal, Toni; Vizcaino, Schuster, Soler; Moya y Manolo. Con el Oviedo venían Viti, Jerkan, Viñals, Bango, Carlos o Jankovic.
No recuerdo muchas cosas del partido, mas la decepción de no poder ver a Futre esa tarde porque estaba de baja, un gol de Aguilera fuera del área, otro de Vizcaino de cabeza y el primero del Atleti, del Oviedo en propia puerta, tras el que me llamó la atención cómo los jugadores del Atleti no sabían si abrazarse entre ellos o abrazar al oviedista que se acababa de meter el tanto…
Era una tarde de fútbol, de las de antes, a las cinco de la tarde, soleada. Como menor de 14 no tenía asiento asignado en la grada, así que a mi abuelo le tocó irse unas filas más adelante para dejarme sitio al lado de mi padre, porque el campo estaba bastante lleno.

¿Sabes lo único que lamento de ese día al leer tu artículo? No tener una foto de ese día.
Qué pena.

Un beso Hele!

miguel diaz dijo...

Billie,

100% agree. Total. Es cierto lo que dices de quedarse con el "titulo" de opositor en exclusividad.